AdWomen

The feminine side of advertising

HomeInterviews

Entrevista con Cristina P.Fraga, Presidenta de AMECO y Directora de AmecoPress

by No Comments

Dec
11,
2009
0

“En los años 70 éramos un 15% en la Facultad. Hoy son más del 60 %”

Le molesta que las agencias de prensa tradicionales las tachen de feministas. Cristina P.Fraga, Presidenta de Ameco (Asociación Española de Mujeres profesionales de los Medios de Comunicación) y Directora de AmecoPress, “tan sólo” aboga por una comunicación con perspectiva de género, contextualizada y contrastada.

Durante las Jornadas “Mujeres del Sur en los Medios” organizadas por la Asociación Euskadi-Cuba en Bilbao, AdWomen tuvo la oportunidad de hablar con Cristina sobre la imagen que los medios de comunicación muestran de la mujer.

La mujer está pasando de ser receptora de mensajes a ser creadora de ellos. ¿Crees que se limitan a reproducir códigos o están creando los suyos propios?

En líneas generales reproducen códigos pero cada vez más, comienzan a utilizar códigos no sexistas. Tan sólo el hecho de que cada vez haya más mujeres en los medios de comunicación implica que esos códigos varíen, aunque ellas no sean conscientes de ello.

En la era de la sobreinformación, ¿qué papel debe jugar un comunicador/a para no ser un mero reproductor de mensajes?

La figura del informador/a es muy importante. Debe dejarse la piel en la calle, contar lo que realmente siente, siendo lo más subjetivo posible. Es imposible que la información pueda ser objetiva ya que hay muchos enfoques posibles.

¿Qué papel debe jugar la mujer de a pie para que empiecen a ser protagonistas en la producción de información?

Los medios no están en manos de las mujeres de a pie. Ten en cuenta que la agenda mediática de cualquier periódico es de finales del S. XIX y su estructura no ha variado desde entonces. Los medios se han estancado y estructuran las noticias de forma absolutamente anacrónica.

“¿Quiénes somos nosotras?” ¿Crees que las informadoras deberíamos hacernos esa pregunta antes de caer en los estereotipos?

Sí. La inmediatez con la que hemos de trabajar nos impide contextualizar y caemos en los estereotipos sin matizar. En el sector de la publicidad están aprendiendo a dirigirse a varios tipos de mujer y no a una sola, como sucedía hasta ahora. Pero ni un solo anuncio va dirigido a ambos sexos a la vez.

¿Qué propone AMECO para informar sin caer en estereotipos?

Hacemos información matizada y contextualizada. En cuanto a nuestro manual de estilo, no utilizamos “palabros” como “miembras” o “jovenas”. Buscamos otras fórmulas para especificar si estamos hablando de hombres o mujeres sin utilizar los genéricos. Utilizamos palabras que no tengan connotación racista. En cuestiones de enfoque de género nosotros (porque también hay hombres) nos interesamos por la información general. Por ejemplo, tras unas  elecciones generales nos interesa “escarbar” cuál es el contexto de las ministras de un gobierno de carácter paritario y te das cuenta de que entre los 8 ministros tienen 26 hijos y entre las 8 mujeres cuentan con 5. Es algo muy significativo. Ese dato no lo dan otras agencias y nosotros sí.

¿Crees que la mujer comunicadora cambiará poco a poco esos roles y utilizará los suyos propios?

Yo creo que sí. El hecho de que cada vez haya más mujeres en los medios, aunque estén o estemos en los puestos de menos responsabilidad, va a hacer cambiar muchísimo  la profesión. Tenemos una mirada diferente y somos mucho más sensibles con aquellas cosas que afectan al colectivo de mujeres. Esa mirada masculina tan universal donde nada se concreta ni se especifica, cambiará.

¿Qué diferencias ves entre una asociación profesional de mujeres  y otra donde tienen cabida ambos sexos?

Cuando se creó, en el año 94, AMECO era una asociación muy gremial que luchaba por la defensa de los derechos de las mujeres periodistas. Entonces no había directoras de periódicos, prácticamente estábamos en las secretarías de las redacciones. En los años 70 éramos un 15% en la Facultad. Hoy son más del 60 %.

Has comentado que es muy peligroso el tratamiento que dan los medios de comunicación a las mujeres inmigrantes ya que son vistas como víctimas: mujer maltratada, prostituta, …

Cuando pensamos en una mujer inmigrante nos vienen a la mente imágenes de mujeres que viven en situaciones de exclusión social pero cuando las conoces te das cuenta de que el abanico es enorme. Desde la mujer que trabaja en el servicio doméstico hasta la que estudia una carrera,…En América Latina hay muchísimas madres solteras que tienen que estudiar y trabajar para sacar adelante a su familia y que no viven supeditadas a un hombre. Por lo tanto, la imagen que ofrecen los medios de la mujer inmigrante no es real.

¿A qué retos se enfrenta la mujer como comunicadora en los próximos años?

Por una parte, se debería desvincular al periodismo con el espectáculo porque no es lo mismo. El poder de la televisión es tan grande que cuando las estudiantes llegan por primera vez a una redacción se dan cuenta de que no es lo que imaginaban. El periodismo al principio es calle, calle y calle.

Por otra, las mujeres periodistas deberían unirse y decir “aquí estoy yo”. Cuando llegan a ser mayoría se deben colectivizar para no echar por tierra los años de estudio y acabar dejándolo para trabajar como secretarias o dependientas. Los hombres no hacen eso.

Previous

Next

Tagged: , , , ,